noviembre 19 2019

Aldeas Infantiles SOS, un aliado para las familias hondureñas

Datos recientes indican que del 39.4% de la población infantil general en Honduras, el 12.6% viven sin cuidado familiar y…

Datos recientes indican que del 39.4% de la población infantil general en Honduras, el 12.6% viven sin cuidado familiar y como una alternativa para reducir esas estadistas es que Aldeas Infantiles SOS comenzaró un trabajo de prevención en las comunidades donde la organización está presente; pues una familia fortalecida es una familia con herramientas para poder brindar cuidado, protección, afecto y entornos seguros y positivos.

Durante casi 50 años, Aldeas Infantiles SOS Honduras se ha caracterizado por ser la organización más grande y con más experiencia en la protección y cuidado de los niños y niñas. Ofreciendo cuidado alternativo, de tipo familiar para quienes han sido víctimas de graves vulneraciones a sus derechos como violencia, abuso, negligencia, abandono, entre otras.

Aldeas Infantiles SOS se enorgullece de poder ampliar sus servicios a beneficio de los niños, niñas, adolescentes y sus familias con Escuela para Padres, Hogares de Protección Inicial y Atención a Padres y Madres Adolescentes y Adolescentes Embarazadas.

“Miles de niños y niñas crecen solos y no cuentan con el cuidado y la protección adecuados. Nosotros, como sociedad, trabajando junto a los gobiernos, podemos actuar para prevenir esto. Si la separación familiar no puede ser evitada, debemos responder colectivamente brindando cuidado alternativo de calidad, de otro modo, los niños, niñas y comunidades a la larga sufren. Crear un mundo que se preocupa y cuida de la infancia significa crear una sociedad en la que todos los niños y niñas tengan la oportunidad de crecer en un entorno protector y seguro, en el que puedan desarrollar todo su potencial”, expresó Nicolás Alfaro, director nacional de Aldeas infantiles SOS.

La Escuela para Padres consiste en asesorar y acompañar a las familias para que alcancen las condiciones necesarias para que lleguen a ser autosuficientes en el cuidado de sus niñas y niños, utilizando para ello un proceso estructurado que permita trabajar el desarrollo de capacidades vinculares, formativas, protectoras, reflexivas y de autocuidado. 

En referencia a los Hogares de Protección Inicial, hablamos de brindar atención integral a los niños, niñas y adolescentes en situación de vulneración de sus derechos y por lo cual tiene que ser separados del cuidado familiar de manera temporal, también se da asistencia psicopedagógica y social al grupo meta a través de intervenciones técnicas que faciliten su recuperación emocional ante traumas por la vulneración de derechos.

La situación de las madres y padres adolescentes y las adolescentes embarazadas es un tema de vital importancia para la organización, pues sin el acompañamiento adecuado, estos tienen altas probabilidades de repetir los ciclos de vulneración u abandono en sus hijos, y para evitar eso es que iniciamos un trabajo de apoyo para ellos, para que puedan desarrollar las habilidades parentales y sociales que les permitan ejercer mejor el rol de cuidado y protección con su hijo o hija.

También, brindamos capacitación en habilidades para la vida y habilidades parentales a madres adolescentes y adolescentes en estado de embarazo y a sus parejas. Facilitamos orientación psicológica a la población meta, para que pueda asumir de una mejor manera su rol como madres y padres adolescentes.

Ahora, la comunidad tiene otras alternativas que favorecen la calidad de vida a los niños, niñas y adolescentes.